“El hijo de Saúl”, relatos que estremecen

SON OF SAUL

 

Mucho se ha hablado de la película que ha revolucionado el cine húngaro y, de paso, el cine sobre el Holocausto, desde su proyección en la pasada edición del Festival de Cannes. El hijo de Saúl acumula muchos méritos. El principal es saber cómo estremecer al espectador sin enseñar, sin ser explícito ni desagradable, y a la vez contar una historia sobre la bondad humana en mitad de un campo de exterminio nazi. Su protagonista, un judío obligado a trabajar para los nazis en la mecánica mortal del campo de Auschwitz, encuentra un objeto por el que luchar: el entierro de un niño. ¿Su hijo? Quizás. Pero ese pequeño cadáver significa más que una relación paternal. Es la representación misma de la humanidad, de la última que queda cuando te obligan a quemar los cuerpos sin vida de tu gente y cuando parece que el mundo se está hundiendo en el ecosistema lúgubre de un campo de concentración. A ese dilema moral se enfrenta el prisionero interpretado por Géza Röhrig, fantástico en su interpretación. 

El cineasta húngaro Lászlo Nemes ha sido capaz de construir una estructura inquebrantable, basada en el seguimiento continuo del protagonista y en la poca profundidad de campo (el desenfoque de lo que se encuentra demasiado lejos del protagonista). Así nos deja ciegos ante el horror. Pero aunque los ojos no vean, el corazón sí que siente. Esta persecución, comparable con una intensa montaña rusa del terror, gana en intensidad y tensión, para acabar ahogando al espectador (metafórica y casi literalmente) en las aguas de lo que ahora sólo es una recuerdo de la Historia. 

Puede que El hijo de Saúl haya marcado un antes y un después en las películas sobre el exterminio judío, como bien apuntaban algunos críticos. Lo que es seguro es que no será tan fácil borrarla del imaginario colectivo, en un momento en que parecía que el tiempo borraba las enseñanzas que la Segunda Guerra Mundial grabó a fuego. 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s