AFF’15 | “52 martes”, cosas que debería haber dicho

52 martes | candidmagazine.com
52 martes | candidmagazine.com

Mirando directamente al objetivo de la cámara e iluminada con un pequeño foco, una joven llamada Billie (Tilda Cobham-Hervey) confiesa las cosas que le debería haber dicho a su madre y nunca le dijo. Estas confesiones reservadas conforman el hilo argumental de 52 martes, un drama canadiense que juega a dos bandas: es por un lado un coming of age de descubrimiento personal y exploración sexual de Billie, con un estilo más transgresor que la reciente Boyhood (Richard Linklater, 2014), y por otro un viaje transexual de su madre Jane (Del Herbert-Jane), con sus luces y sus sombras, versión más dramática y menos cómica de la trama de Une nouvelle amie (François Ozon, 2014). 

El planteamiento de la directora Sophie Hyde destaca por su concreción, en una arriesgada propuesta que se resuelve de forma brillante. En pleno proceso de cambio de sexo, Jane quiere disfrutar de más intimidad y distanciarse de su hija adolescente para poder sobrellevar la dureza de la transformación. Por ello se decide un estricto régimen de visitas que conforman la estructura formal del film. Como espectadores, solo somos testigos de la sucesión continua de un día de la semana, los martes, en los que madre e hija se reúnen durante un año. Así nos lo recuerdan las fechas de cada uno de esos martes, que se enlazan con imágenes de aquel día en la esfera internacional, que van desde el hundimiento del Costa Concordia hasta personajes como Julian Assange. Todo ello para plasmar en la pantalla lo extenso (y a la vez, efímero) que puede resultar un año, esos 52 martes.

Hyde acota nuestra mirada, de forma que el fuera de campo y los hechos que traspasan nuestro poder como espectadores después de la medianoche del martes se convierten en lagunas que toca reconstruir para entrar en la película. 52 martes rompe barreras, no solo en el realista seguimiento de un proceso de cambio de sexo de mujer a hombre (poco usual en el cine), sino también por estas cosas que no nos dice, como las que Billie tampoco le dijo a su madre y que ahora, frente a una cámara, nos quiere contar. 

Anuncios

Un comentario

  1. […] El relato transcurre en un tiempo paralizado en un caluroso verano, donde las imágenes son más elocuentes que las palabras.Tu dors Nicole es uno más de esos retratos generacionales en los que el futuro de la joven protagonista parece ser tan incierto como lo es su presente. Una muestra más de film coming of age en esta nueva edición del Atlántida Film Fest (The smell of us, 52 martes).  […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s