“Fuerza Mayor” y la decadencia de la heroicidad masculina

La escena de la avalancha en "Fuerza mayor" | nziff.co.nz
La escena de la avalancha en “Fuerza mayor” | nziff.co.nz

Un plano general de la terraza de un hotel rodeado de montañas nevadas nos muestra la tranquilidad de los turistas que desayunan antes de empezar su jornada de esquí. Este encuadre estático de aproximadamente diez minutos recoge la escena clave de Fuerza Mayor, en la que una avalancha descontrolada pero inofensiva creará el pánico entre los presentes. Pero nuestra atención está en la familia protagonista, en la madre que coge a los niños desesperada mientras el padre huye con el iPhone y los guantes. En esta pequeña secuencia, el frágil castillo de naipes que se tendía entre el matrimonio se derrumba, y comienza un tira y afloja tenso, incapaz de volver a poner las cartas en la misma posición.

Las dualidades en esta película de Ruben Östlund son constantes: el hombre y la mujer, la pareja comprometida y los amigos que tienen una relación abierta, la nieve del invierno y el Verano de Vivaldi. Incluso el cartel promocional de la película presenta en el título una dualidad azul-rosa, convencionalmente establecido para los géneros. Porque al fin y al cabo, Fuerza Mayor es una lucha de sexos, en la que Östlund pretende contraponerlo todo en una constante lucha de contrarios. Pero si hay una contraposición que predomina en el film es la que hay entre héroe novelesco y héroe real. Ruben Östlund nos ofrece la otra faceta (la real) de los hombres, con el propósito de desmitificar este leitmotiv heroico. Con esta sentencia, contenida en un fantástico plano final y en muchas de las reacciones del actor protagonista (como es el caso de la escena de los llantos infantiles), Östlund genera una serie de contrapuestos duales que acompañarán todo el film y que le dotan de una fantástica coherencia argumental y estética. Giraldillo de Oro a la Mejor Película en el pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla y Premio del Jurado en Cannes (entre otros muchos reconocimientos), Fuerza Mayor nos embarca en un relato con toques cómicos, cercanos y extremadamente sarcásticos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s