SEFF’14 | Sergi Pérez: “Me daba auténtico pavor categorizar en verbo el dolor de la ausencia”

Borja Espinosa (izquierda) y Sergi Pérez (derecha) | niudindi.com
Borja Espinosa (izquierda) y Sergi Pérez (derecha) | niudindi.com

La Sección Oficial del XI Festival de Cine Europeo de Sevilla recoge películas de todas partes del continente, pero solo una de ellas es made in Spain. Pero ya basta de considerar esta expresión un sinónimo de españolada. Abramos los ojos – y, lo que es más importante, las mentes – a las nuevas olas de cine que están naciendo en nuestro país, producto de una crisis asfixiante que parece dar alas a la imaginación de los cineastas, tanto para las historias como para buscarse su propia financiación. Vayamos a esos márgenes del cine español, y quizás nos sorprendamos de lo que podemos encontrar.

En este otro cine español está la flamante representante de nuestro cine en un festival tan internacional como el de Sevilla. Es la ópera prima del director catalán Sergi Pérez, con el que hemos podido hablar de los entresijos del film, así como de las últimas polémicas en torno a la cultura y las tendencias del cine de autor. Profesor en la ESCAC, ilustrador y realizador de publicidad, Sergi nos explicaba con franqueza que para sobrevivir en el sector “te conviertes por necesidad en un humanista, porque para vivir del cine, y sobre todo del de autor o “de márgenes” como dicen, lo tienes un poco crudo”.“El camino más largo para volver a casa” es el título de su película, que se presenta al público y crítica de Sevilla bajo una dirección basada en la naturalidad, en la confianza y las imágenes como expresión de los sentimientos más profundos y complejos. Un film que golpea directamente a la experiencia personal de la pérdida, que nos hace quedarnos boquiabiertos ante la virulencia de nuestros propios sentimientos.

“El camino más largo para volver a casa” forma parte de la Sección Oficial de Sevilla, la única representante española. ¿Cómo se recibe esto?

Pues muy bien, la verdad. Un poco abrumado por la situación, pero estamos muy contentos. De hecho el Festival de Sevilla es el paisaje perfecto para la película. Para nosotros era el más preciado dentro de los que teníamos en mente, porque se vincula muy bien con la peli.

Además es tu primer largo. ¿Cómo surgió la idea?

Es una película muy personal. Surgió de una anécdota de mi propia vida, de una situación que vivimos en mi familia y partir de aquí nació la peli. No es autobiográfica, pero sí que está vinculada a esta situación.

Así que tiene mucho que ver con esta frase que has repetido mucho, de que es una película “rodada desde el estómago”.

Sí, totalmente. De hecho, al ser un proyecto que se hizo con crowdfunding, sin buscar financiación, pudimos hacerlo muy rápido. Así que el proceso no tuvo esa lentitud que suele tener cuando tienes que buscar alguien que te financie. Por eso que salió muy desde el estómago. A mí me gusta especificarlo así, porque la tesis y el tema ya van de un personaje que es muy errático y que su comportamiento es muy irracional, e iba muy bien con el proceso que hicimos, que íbamos escribiendo el guion a medida que hacíamos la peli.

¿Dices que el crowdfunding ha sido mejor que una financiación tradicional?

No, no. He intentado buscar las cosas buenas del crowdfunding, pero ni mucho menos es una situación privilegiada. Todo lo contrario, se hizo por necesidad. Llevaba 5 años intentado levantar dos proyectos, y la necesidad de hacer cine me llevó a esto. Pero la verdad es que tiene muchas cosas malas, entre ellas que no cobras. Pero sí que tiene cosas buenas. A veces estar fuera del sistema hace que puedas tener cierta libertad que con responsabilidad puede ser buena para el proyecto. A parte también otro de los problemas era que no teníamos dinero y rodábamos en partes. Rodamos en tres partes durante un año, en un total de solo 16 días. Lo bueno está en que como tienes que esperar meses para rodar la segunda parte, podías escribir el guion viendo el tono y cómo iba saliendo la peli. Esto que en principio no es ortodoxo, es un poco anómalo, lo cogimos como una virtud. En condiciones normales la ruedas toda de golpe y ya no puedes cambiar nada, y sobre todo si es una ópera prima no sabes bien cómo va a funcionar. De esta manera pudimos ir manipulando la peli poco a poco.

Borja Espinosa en “El camino más largo para volver a casa” | niudindi.com
Borja Espinosa en “El camino más largo para volver a casa” | niudindi.com

Es una película muy simbólica en todos los elementos que la componen, pero el perro parece el eje central del relato. ¿Qué significa exactamente?

La tesis es sobre el duelo, la ausencia y la muerte, pero también eran las 24 horas de un personaje intentando asimilar todo esto. Y a mí me daba verdadero pavor intentar hacer una reflexión de texto, una categorización en verbo de lo que significa la ausencia. Entonces lo que hicimos desde el guion era buscar elementos, acciones y símbolos que representaran todo el dolor del personaje. Y el perro significa el peso de todo lo que él quiere olvidar. El objetivo de este personaje es olvidar lo que ha pasado las cinco últimas horas, huir de toda esa realidad, y el perro dignifica ese peso. Está todo ese primer acto antes de los títulos de crédito del protagonista con el perro, donde la elipsis casi no existe durante 10 minutos, porque es un seguimiento muy constante. Me interesaba que el espectador pillara esa carga, y quedara clara la metáfora de la mujer, de la muerte, de lo que está intentado olvidar.

Preferisteis moveros bajo la máxima de que una imagen vale más que mil palabras.

Sí, total. A parte el perro es un animal que depende totalmente del amo, y era ese juego de volver al camino de seguir viviendo, porque ves que alguien te necesita. Este era un poco su aprendizaje final.

El peso interpretativo del film recae sin duda en Borja Espinosa, que es además su primer papel protagonista en el cine. ¿Cómo fue su elección?

Había trabajado alguna vez con él, y la verdad es que nos entendemos muy bien. Me gustaba mucho lo que proyectaba, es un tío con mucha verdad. Transmite ese punto de violencia que me interesaba en el personaje y a la vez ese contraste de ternura. Era muy bipolar en ese sentido, porque  puede hacer algo muy violento pero no sé qué tenía en su mirada que igualmente te podía caer bien. Esto iba súper bien para el personaje, porque para mí era muy importante que el espectador entendiese lo que le pasaba. Además tenía claro que no quería que fuese nadie famoso, aunque aquí Borja en el teatro es muy conocido. Pero me gustaba que fuese un personaje que naciera con la peli. A parte también el cómo se hizo el proyecto, durante un año y por partes, necesitaba una confianza. Hay que tener muchas ganas.

Hablando del personaje de Borja, por momentos es más un antagonista. ¿Era tu intención que resultase tan apático?

El tema es que es un personaje que tenía que ser activo, pero muy opaco. Mira que podía tener oportunidades de expresarse con los secundarios que van apareciendo, pero esto me daba como un poco de apuro, porque me parecía muy artificial hacer una reflexión en 24 horas de lo que le se pasa en esas circunstancias. Entonces era muy importante que fuera tan opaco y que en el momento que se rompe, se rompiese con el perro, que es el símbolo de la peli. De hecho el único momento en que él verbaliza qué le pasa es con el perro al final. Y para mí esto era muy bonito, y por supuesto era intencionado. Era también una visión diferente a la que normalmente se da en estas situaciones, en que lo normal, y lo que debería ser, es estar arropado por tu familia, querer estar acompañado. Pero el rechazo absoluto a esta muerte desde el punto de vista de la peli era también el rechazo a la vida. Queríamos hacer ese punto, para mí, más interesante.

¿Qué vida tendrá la película una vez pase por Sevilla?

De momento tenemos dos festivales más en los que nos han cogido, pero no puedo decir cuáles (ríe). Con este tipo de pelis, el recorrido empieza en los festivales. Lo bueno que tiene Sevilla es que es un escaparate muy grande. Nosotros esperamos que con el estreno allí de la película la recepción sea buena e interese. Este es un recorrido bastante natural ahora por lo visto. Para las películas pequeñas, este paso por los festivales se convierte en buscar distribuidoras y fechas de estreno, pero claro, es que nuestro viaje empieza ahora, Sevilla es nuestro disparo de salida. La intención es estrenarla, pero no podría decir cuándo. Es un poco como ver la vida pasar, pero por supuesto estando activos, moviendo la película y haciendo campaña.

el-camino-mas-largo-cartelSupongo que tenéis en mente el gran problema del cine de autor en las salas de cine españolas.

Sí, claro. No lo sé porque todavía no la hemos estrenado, pero nos fijamos en películas como “Magical Girl”, que las críticas son excepcionales, pero después en taquilla no ha ido para tirar cohetes. Asumimos que el target es reducido, que no es una peli de masas. Pero esto ya lo sabíamos al inicio.

¿Y qué piensas de las plataformas online como Filmin? ¿Piensas que es una buena alternativa para dar a conocer este cine?

Por supuesto, estoy muy a favor de ellas. Las películas de este tipo, en salas, solo aparecen en las capitales más sonadas, pero no creo que lleguen a según qué sitios del territorio español.  Entonces es perfecto, porque Filmin además tiene  una línea editorial de cine de autor y películas que son difíciles de encontrar. Todo lo que es Filmin desde siempre me ha parecido un proyecto fascinante en todos los sentidos. De hecho, Jaume Ripoll, uno de los co-fundadores, nos ha apoyado mucho con la película.

Entonces supongo que la veremos en el catálogo de Filmin pronto, ¿no?

¡No lo sé! (Ríe) Espero que sí.

Muchos artistas están rechazando premios nacionales en protesta por el tratamiento que el Gobierno está dando a la cultura. La última, la fotógrafa Colita. ¿Tú también lo harías en esa situación?

No me he encontrado en la situación, pero está claro que no estoy muy a favor de la política del gobierno sobre la cultura. Tampoco estoy nada de acuerdo con los comentarios de Montoro sobre el cine español, siendo un Ministro de Hacienda. Pero prefiero no polemizar con esto, porque mi puesta de largo es ahora y no quiero que me cataloguen de polémico, me da un poco de miedo (ríe). Pero no estoy nada a favor, eso seguro.

¿Cómo ves entonces el futuro del cine de autor español? Escuchamos muchas comparaciones con otros países como Francia, donde según dicen se trata mejor este tipo de cine.

Pero esto ha sido siempre. No sé qué pasa en España. Hablábamos de “Magical Girl”, que nadie entiende cómo no ha ido mejor en taquilla. No sé si es una cuestión directamente educacional desde las instituciones, desde las televisiones… Pero este cine que está apareciendo ahora, ese cine low cost, de márgenes, con esas etiquetas tan horribles, da la sensación de que se está moviendo algo aquí. Lo he hablado con gente del entorno y da la sensación de que pasa algo. Se están haciendo películas muy interesantes, como “El futuro”, o “10.000 km”. Tampoco quiero categorizar mucho, porque a veces me da la sensación de que no tengo mucha autoridad para hablar de esto.  Pero es importante ver que algo se mueve en la industria. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s