SITGES | “The world of Kanako” y “R100”, los japoneses desatados

El equipo sado de “R100” | lazonamuerta-cine.blogspot.com
El equipo sado de “R100” | lazonamuerta-cine.blogspot.com

En España no estamos acostumbrados a ver cine asiático, a excepción del anime. Quizás lo encontramos demasiado diferente, demasiado alejado de nuestra cultura y modo de ser como sociedad e incluso como individuos. Pero como toda película, se ha de entender en su contexto, y no se puede obviar que el cine asiático tiene auténticas obras maestras, y que sigue día a día intentando hacerse ver en Occidente con propuestas como “The world of Kanako” y “R100”. Desde su inicio, Sitges ha sido una puerta abierta a estas producciones, que ofrecen nuevas perspectivas y están llenas de buenas ideas, desde el descubrimiento de la vida oculta de tus hijos hasta las fantasías sadomasoquistas para paliar el dolor. Nunca se les acusará de ser poco originales.

“The world of Kanako” ha sorprendido por muchas razones. La música, el montaje, los engaños de la historia, todo juega a favor de un film dinámico y alocado, que capta la atención de los espectadores gracias a una trama excesiva en todos los sentidos. Muchos personajes, muchas líneas a seguir y demasiados elementos que procesar, por lo que el hecho de que el mensaje de la historia se transmita con total naturalidad y claridad le otorga mucho más mérito. Hasta tres escenas en espacios y tiempos diferentes llega a combinar el japonés Tetsuya Nakashima, con la increíble habilidad de no dejarnos atrás en la historia. Todo en su justa medida, medido al milímetro, con una elección de personajes muy definida y diferenciada, que intenta representar una diversa sociedad japonesa que combina la modernidad con lo tradicional. Una familia desestructurada cuya única hija desaparece repentinamente da el pistoletazo de salida de esta película, que nos irá descubriendo la incertidumbre de los padres de saber si conocen tan bien a sus hijos como creen. Un thriller donde se mezcla la droga, las bandas callejeras, e incluso los yakuza, todo bajo la dirección del malhumorado padre/detective que no se detendrá ante nada para encontrar a su niña, aunque puede que lo que descubra de ella le hará pensar si no hubiera sido mejor no empezar a investigar. Trepidante relato de una sociedad moderna con secretos a voces.

Desde Japón también ha llegado este año a Sitges una historia muy curiosa: “R100”, una comedia sobre el dolor. Sí, tal como suena. Hitoshi Matsumoto ha traído el sadomasoquismo a las salas de Sitges, en un ensayo sobre la superación del dolor psicológico por la muerte de un ser querido a través del dolor físico, del bondage. “R100” está contada desde las situaciones más absurdas imaginables a raíz de que el protagonista contrate a un equipo de expertas en sado para que le vayan sorprendiendo en su vida diaria. Partiendo de una idea tan extravagante, el desarrollo no podía ser menos. Una divertida película que bebe de un estilo slapstick cercano al anime y que fue recibida con entusiasmo en el cine Retiro de Sitges.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s