ENTREVISTA | Mikel Rueda presenta su segundo largometraje “A Escondidas” en el Festival de Málaga

¿El cine está al servicio del entretenimiento o tiene que servir para algo más? Este debate es antiguo y no acabará nunca. Pero parece que en los últimos años, el entretenimiento se ha convertido en un elemento indispensable para el triunfo de una película. Los espectadores se han vuelto más reacios a recibir un valor cultural o didáctico del medio, rindiéndose a las superproducciones y las comedias de argumentos previsibles.

Mikel Rueda lo tiene claro: “el cine tiene que servir para hacer avanzar a la sociedad, sobre todo en cultura y educación, que son los pilares básicos”. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la UN, este joven director vasco acumula proyectos a sus espaldas, hechos y por hacer, mientras presenta en la 17 edición del Festival de Málaga su segundo largometraje: “A escondidas”, una historia de amor entre dos chicos de 15 años. “Esta película es el momento previo a asomarte al vacío y preguntarte, ¿qué hago ahora?”, explica Rueda. La trayectoria de Mikel Rueda hasta ahora ha estado llena de experiencias, y lo mejor, según nos cuenta, aún está por llegar. 

mikel-y-kalo
Mikel Rueda (derecha) durante una grabación. Fuente: mikelrueda.com

Gracias a una beca realizaste el posgrado de Dirección Cinematográfica en la New York Film Academy. ¿Cómo influyó en ti esta experiencia?

Antes de eso, mientras trabajaba en el programa “Vaya Semanita”, me di cuenta de que la producción no era lo mío, que lo que yo quería era dirigir. Así que gracias a esa beca pude estar en Nueva York y a partir de ahí fue todo rodado. Allí son muy directos, muy profesionales. Además, hay una cosa que en Estados Unidos funciona, y que en España no, que es lo que se conoce como la meritocracia. Si eres bueno, acabas trabajando seguro, mientras que en nuestro país estamos viendo cómo los mejores talentos se marchan fuera. A pesar de esto, volví a Bilbao. 

¿Por qué? ¿No encontraste tu sitio en Nueva York?

Lo que pasa es que tengo muy en cuenta mi vida personal, y tengo que estar a gusto en el sitio en el que estoy para poder trabajar bien. Para mí lo primero es eso, así que aposté por hacerlo desde Bilbao, donde está mi casa y mi gente. 

Tu primer largometraje fue “Estrellas que alcanzar“, una historia sobre las mujeres en la posguerra española. ¿Qué motivación hubo detrás de esta película?

La verdad es que tuve muchas dudas a la hora de aceptar el proyecto. Por un lado, era una historia de la posguerra, que no tenía mucho que ver conmigo. Pero a medida que me fui involucrando en la historia me interesó más y más. Vi una historia que necesitaba ser contada, y la fui haciendo mía.

Muchos medios, como Fotogramas o el diario ABC, criticaron que estuviera íntegramente en vasco, incluso los diálogos de los guardias franquistas. ¿Qué piensas de estas críticas?

Eso me hace mucha gracia. Hay muchas cosas que se pueden criticar de la película, pero lo del euskera me parece una tontería. Estamos acostumbrados a ver cine en inglés, vemos Ben-Hur y a nadie le sorprende que Charlton Heston hable en inglés y no en romano. ¿Los yanquis puedes hacerlo y nosotros no? ¿Qué clase de complejo tenemos? Claro que es una falta de rigor histórico, pero nadie critica tampoco a los nazis que hablan inglés en las películas americanas. No tiene ningún sentido. Es una cuestión de política y entran otras cosas que a mí me interesan bastante poco. 

La película que presentas en Málaga es “A escondidas”. ¿De qué trata la historia en sí?

Habla sobre todo de un primer amor muy natural entre dos chicos de 15 años que no encuentran su sitio en el mundo, que están un poco perdidos en sus respectivas vidas. Es un momento en que estás intentando descubrirte a ti mismo, descubrir quién eres, reconocerte en los demás o no. Y esa es la búsqueda que tienen los personajes de “A escondidas”. Se dejan llevar hacia algo que no entienden ni controlan, pero lo hacen porque no hay nadie que les juzgue. Esta película es el momento previo a asomarte al vacío y preguntarte qué hacer. Habla de ese momento.

He leído que llevas preparando esta historia 7 años. ¿Qué es lo que la hace tan especial?

Esta historia me toca muy de cerca… Me parece una historia que hasta ahora en la cinematografía no se ha tratado, ya que hay determinadas personas que piensan que los homosexuales no existen antes de los 16 años, que es como algo posterior. Este tema es aún un tabú en este país. Y me parece que era una historia que había que contar.

Primero sobre las mujeres en el franquismo, ahora sobre adolescentes homosexuales… ¿Te gusta la polémica?

No es cuestión de polémicas. Tengo un concepto muy didáctico del cine y me parece que sirve para algo más que para entretener. El cine tiene la capacidad de hacer que la gente accione y reaccione ante lo que ven. Por eso, como invadimos con imágenes a la gente, hay que tener cuidado con las cosas que se dicen y se hacen, porque tiene repercusiones en las mentes de la gente. Creo que la gente que hacemos cine tenemos una responsabilidad, y sobre todo los que hacemos cine con dinero público. Se han creado unas ayudas para que esos proyectos tengan una repercusión social o cultural, y es importante que el cine sirva para activar determinados temas en las mentes de la gente.

La disponibilidad de tu primer largometraje, “Estrellas que alcanzar”, es un poco nula ahora mismo. ¿Cómo será la distribución de “A escondidas” después de su paso por Málaga?

Los derechos de distribución de “Estrellas que alcanzar” los tiene EITB, el canal público vasco. Sé que la publicaron un tiempo en internet, sacaron el film en DVD y la llegaron a poner en la tele, donde tuvo muy buenas cifras de audiencia. Pero a partir de ahí, no sé qué han hecho con ella la verdad. Creo que con “A escondidas” no pasará lo mismo, porque las cosas están cambiando. Ahora mismo el panorama de distribución es una incógnita, nunca sabes lo que va a pasar, pero confío en que vaya evolucionando. Personalmente, me encanta la forma en como se hacía antiguamente, el estilo de los juglares, que iban de pueblo en pueblo y contaban sus historias. Este formato me gusta mucho, y hay mucha gente que ha empezado a hacerlo. Me gustaría que después de la trayectoria comercial de la película pudiera hacer esto y enseñarla en muchos sitios. Además esta película tiene un carácter didáctico interesante, y aunque esté destinado a un público más adulto, puede funcionar como material pedagógico.

¿Y qué piensas de las plataformas de distribución como Filmin? ¿No te planteas exhibir tus películas allí?

Sí, pero tampoco es una decisión que tomas tú. Al final cada uno tiene su papel. Hay algunos que tienen el papel de buscar el dinero y ponerlo en la película, por lo que después tienen más capacidad de decisión en su distribución.

Y si tuvieras la capacidad de decisión, ¿te gustaría hacer un estreno multiplataforma, como hizo Paco León con “Carmina o Revienta“?

No lo sé, no sé cuál es la solución a todo esto. Creo que estas cosas pueden funcionar muy bien, pero también sé que a mí me gusta el cine en el cine. Llámame romántico. Entiendo que esto está cambiando y que no tiene marcha atrás. Hay que renovarse o morir. Pero a mí me sigue gustando el cine en el cine y me gustaría que mis películas se exhibieran primero en los cines, y ya a partir de ahí que tenga la vida que tenga que tener. 

Tienes varios proyectos abiertos para el futuro: “El año que cayó el muro” y “Iceland”, que he leído que será una película muy personal. ¿Qué nos puedes decir de ellas?

“El año que cayó el muro” es una película un poco más grande, que parte de un corto que hice cuando estuve en Nueva York, “Present Perfect”. Estamos en proyecto de desarrollo, empezando a buscar financiación. Será una producción hispano franco alemana, sobre un viaje de una familia hasta Alemania. Irá poco a poco porque es más costoso. Y la otra es “Islandia” que surge de un viaje que hice por toda Islandia durante un mes solo con una mochila a la espalda. Y me flipó tanto el país, me cambió tantos esquemas mentales que pensé que tenía que hacer algo con ello. Estoy escribiendo el guion, que será una historia de amor de una pareja en diferentes momentos temporales. Espero poder rodarla dentro de un año. 

Anuncios

Un comentario

  1. Me gustó la peli. Felicito al director. Y muy buenos los tres chicos, lo hicieron con gran profesionalidad. Saludos desde Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s